Las sedes judiciales de Zipaquirá y Soacha estarían en riesgo por detrimento patrimonial.
Seguir Leyendo