El hecho ocurrió en el Parque Nacional de Botswana en África.
Seguir Leyendo